Analizando lo que debemos conocer para la creación de nuestro propio despacho, debemos tener en cuenta que aunque lo recomendable es contratar a las personas especializadas en aquellas cosas que no dominamos; por ejemplo un contador, lo mejor es involucrarnos en todos los aspectos o por lo menos tener una idea clara de lo estamos delegando.

Por eso en esta nota te decimos que es lo que debes saber sobre el punto de equilibrio y el flujo de efectivo, dos conceptos básicos en el funcionamiento de todo despacho o empresa constructora.

Punto de equilibrio

En el punto de equilibrio de tu despacho los ingresos deben ser iguales a los costos y gastos, es decir, donde no hay ni perdidas ni ganancias.

ingresos = costos fijos + costos variables.

Por lo tanto, para calcular el punto de equilibrio, es necesario determinar cuáles son los costos fijos y variables involucrados en la operación de tu despacho.

Sobre esto, sabemos que los costos fijos son aquellos que invariablemente se generan en una empresa, como los sueldos de tus colaboradores, el pago de la renta de tu oficina, los servicios, etc.

Mientras que los costos variables son aquellos que disminuyen o aumentan dependiendo del nivel de ventas o el proyecto en este caso, por ejemplo si contratas a un topógrafo únicamente para el proyecto que estás realizando, eso representaría un costo variable.

Conocer el punto de equilibrio de tu empresa ayuda a determinar la viabilidad de un proyecto. Relacionado a este tema, esa entrada y salida de dinero recibe el nombre de:

Flujo de efectivo

El flujo de efectivo representa el movimiento de dinero en una empresa, es decir, cuando obtenemos dinero por la entrega de un proyecto al cliente generamos flujo positivo que entra a un ciclo donde más tarde saldrá una parte para el pago de los arquitectos que colaboran con nosotros, la renta de la oficina, los servicios que ocupan para el funcionamiento de tu oficina, o sea los costos fijos y variables.

Conocer este tipo de información nos ayuda a tener certeza de lo que está ocurriendo con nuestra empresa para tomar mejor decisiones y saber con exactitud los costos y ganancias al realizar un proyecto.

Autor: Dahyna C. García Viloria

BLOG |