Hoy en día, el interés en las construcciones que involucran elementos amigables con el planeta va en aumento. Como prueba de esto, un estudio londinense ha desarrollado un proyecto de arquitectura biodigital en el cual se combina el uso de microalgas con electroválvulas operadas por sistemas de control digital.

14-urban-algae-canopy-by-ecoLogic-Studio-Expo-Milano-2015

//

Este proyecto denominado “Urban Algae Canopy”, con más de 6 años de desarrollo, aprovecha la propiedad de las algas verdes de ser las plantas con crecimiento más rápido en el planeta. El método se basa en la inserción de colonias de algas dentro de un sistema de 3 capas de ETFE, polímero altamente resistente al calor, colocado en una estructura reticular capaz de modificar su morfología.

3-urban-algae-canopy-by-ecoLogic-Studio-Expo-Milano-2015

El funcionamiento de esta estructura se basa en patrones climáticos y el movimiento de los visitantes entre otros factores, es decir, un control de cultivo en tiempo real detecta la intensidad de la radiación solar para regular el flujo de energía, agua y dióxido de carbono, por lo que, cuando el sol brille con mayor intensidad las algas harán fotosíntesis y  crecerán reduciendo la transparencia de la cubierta, aumentando su capacidad de proveer sombra.

10-urban-algae-canopy-by-ecoLogic-Studio-Expo-Milano-2015

Adicional a las posibilidades arquitectónicas y de confort que este proyecto ofrece, se calcula que el sistema sería capaz de producir el equivalente al oxigeno generado por 4 hectáreas de árboles en una superficie de tan solo 700 metros cuadrados. Como uno de sus desarrolladores nos sugiere: “Ha llegado el momento de superar la segregación entre la tecnología y la naturaleza típica de la era mecánica, y abrazar una comprensión sistémica de la arquitectura. En este prototipo los límites entre el material, las dimensiones espaciales y tecnológicas, se han articulado cuidadosamente para lograr la eficiencia, resistencia y belleza”.

13-urban-algae-canopy-by-ecoLogic-Studio-Expo-Milano-2015