Francis Kéré es el primer arquitecto africano encargado del Serpentine Pavilion 2017 en Londres. Su propuesta está inspirada en elementos de su país de nacimiento, Burkina Faso.

//

El arquitecto afirma que en Burkina Faso, el árbol es un lugar donde la gente se reúne, donde las actividades diarias se realizan bajo la sombra de sus ramas. Su diseño para el Serpentine Pavilion tiene un gran techo suspendido hecho de acero y una piel transparente que cubre la estructura, lo que permite que entre la luz natural y lo protege de la lluvia. Estas características le dan un sentido de libertad y comunidad, como la sombra de las ramas de los árboles, el pabellón se convierte en un lugar donde la gente puede reunirse y compartir sus experiencias diarias.4961

En el centro del Pabellón se incluye una gran abertura con dosel que crea una conexión inmediata con la naturaleza. En tiempos de lluvia, el techo se convierte en un embudo que canaliza el agua en el corazón de la estructura. Esta recolección de lluvia actúa simbólicamente, destacando el agua como un recurso fundamental para la supervivencia y la prosperidad humana. Por la noche, el dosel se convierte en una fuente de iluminación.