MUAC exhibe anillo de diamante hecho con restos de Luis Barragán

En septiembre del año pasado, una porción de los restos del arquitecto mexicano Luis Barragán (1902-1988) fue exhumada y extraída de la urna en la que descansaban en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres, en Guadalajara para llevarlos a Nueva York, donde la artista Jill Magid hizo un anillo de diamante con el consentimiento de una parte de la familia, según ha asegurado, con la intención de intercambiarlo por el legado del arquitecto, que es propiedad de una fundación en Suiza (Barragan Foundation), y así abrirlo completamente al público.

 

//

 

Este legado incluye 13,500 dibujos, 7,500 impresiones fotográficas, 7,800 diapositivas, 290 publicaciones sobre el trabajo de Barragán, 54 publicaciones coleccionadas por el mismo Barragán, siete archivos de recortes, siete modelos arquitectónicos, algunos muebles y varios archivos de notas, manuscritos, listas y correspondencia del arquitecto. Desde 1995, los archivos y derechos de la obra son propiedad de un magnate suizo el cual los regalo a su prometida Federica Zanco, directora de Barragan Foundation.

220px-Luis_Barragán

El día de hoy 27 de abril se inaugura en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) la exposición Una carta siempre llega a sus destino. Los archivos Barragán, el cual incluye un total de 41 piezas entre documentos, fotos y réplicas de mobiliario, así como pinturas y el  anillo de diamante. Esta exposición estará abierta al público hasta 8 de octubre de este año.

En medio de la controversia que se ha desatado, se ha abierto la posibilidad de que el archivo de uno de los más grandes arquitectos de la historia de México pueda abrirse al público.