El jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Macera Espinosa, encabezó el pasado martes 11 de junio la promulgación de la Norma Técnica para la Reducción de Estacionamientos, en la que estuvieron trabajando desde el año pasado el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés), el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI).

images (1)

También participaron la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda Valle de México (CANADEVI), la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), así como Asociaciones Civiles y la Asamblea Legislativa.

//

 

Mancera explicó que la norma ya no establecerá un mínimo de cajones a construir, sino que pondrá un máximo, y a medida que el desarrollador se acerque a ese máximo, deberá pagar por ello.

“La norma va a establecer máximos para cajones de estacionamientos, entonces pensemos: hay una torre y su máximo va a ser que tenga 300 cajones; si ellos deciden construir la mitad de esos, es decir, 150 cajones, van a ser sin ningún costo para el constructor”, destacó.

DEd9yZHVwAAz7cW

En este sentido, si los desarrolladores deciden construir el otro 50% de cajones de estacionamiento, deberán aportar una cantidad, misma que irá a un fondo de movilidad.Esta multa será destinada al Fondo de Movilidad local, que deberá favorecer a peatones, ciclovías y el transporte público.

Miguel Ángel Mancera invitó a las construcciones ya existentes que estuvieron obligadas a construir un mínimo de cajones, a modificar sus espacios. Exhortó a los propietarios de los principales edificios de Paseo de la Reforma: Torre Reforma, Torre Bancomer y Torre Mayor, las cuales suman alrededor de 10,000 cajones, a aprovechar los espacios, convirtiéndolos en oficinas virtuales, gimnasios y centros de convivencia para los empleados.

El Instituto Mexicano Para la Competitividad (IMCO), quienes también promovieron esta medida, explicaron que más del 40% de los espacios de construcción son dedicados a los estacionamientos, cada uno tiene un costo de 200 mil pesos para las empresas.  Advirtieron que de continuar así, en tres años la Ciudad de México tendrá 175 mil nuevos espacios de estacionamiento, lo que representa un gasto equiparable a la construcción de 4 líneas del Metrobús.