Si vas a buscar empleo en algún despacho o firma de arquitectura, es necesario saber qué tipo de competencias y habilidades se requieren, algunos podrán variar de un lugar a otro dependiendo el tipo de vacante a la que quieres aplicar, pero hay otro tipo de habilidades implícitas en muchas ocasiones que serán una constante el cualquier tipo de trabajo.

Las habilidades que se requieren se pueden dividir en:

Habilidades técnicas

 

Group of architects working on a project.

Son todos los conocimientos sobre el área a la que estás aplicando, ya sea revit, autocad u otro tipo de paquetería, experiencia en supervisión de obra, etc.. Este tipo de habilidades las desarrollamos durante toda la Universidad y la experiencia que se obtiene de un trabajo a otro. Relacionado a este tema te recomendamos checar

Habilidades comerciales

Saber convencer a otro para cerrar un negocio o proyecto, incluso saber cómo vender tu propio trabajo, es otra habilidad muy valorada, hablar fluidamente es esencial, checa también.

Habilidades humanísticas

E el ámbito laboral está muy bien visto que un empleado cuente con habilidades blandas y de hecho estos atributos son muy demandados por los empleadores en la actualidad. Las “soft skills” o habilidades blandas permiten que una persona se destaque de otra y obtenga el empleo.

La Asociación Nacional de Universidades y Empleadores (NACE), vincula a las agencias de empleo de las universidades con los empleadores y realizó una encuesta entre agosto y octubre de 2014, en la que preguntó a los gerentes de recursos humanos qué habilidades tienen previstas priorizar al momento de reclutar personas en las universidades y escuelas de posgrado. Estos fueron los resultados:

  • Capacidad para trabajar en una estructura de equipo
  • Capacidad para tomar decisiones y resolver problemas (empate)
  • Capacidad de comunicarse verbalmente con la gente dentro y fuera de una organización
  • Capacidad para planificar, organizar y priorizar el trabajo
  • Capacidad para obtener y procesar información
  • Capacidad para analizar datos cuantitativos
  • Conocimiento técnico relacionado con el trabajo
  • Dominio de paquetería de software específica
  • Capacidad para generar y/o editar informes escritos
  • Posibilidad de vender e influir en los demás

Asimismo, una investigación de la Universidad de Harvard indica que el 85 % del éxito en el desempeño de un profesional se debe al buen desarrollo de sus habilidades blandas y personales. Conocer y desarrollar todas estas competencias en tu carrera profesional marcará una gran diferencia y mejorará la calidad de tu perfil.