Un edificio de 26 metros de alto hecho con 1 millón y medio de botellas de plástico, creando un entorno ligero y movible

Con tres pisos de altura, el EcoARK cuenta con un anfiteatro, una sala de exposiciones y una pantalla de agua recogida durante los períodos de lluvia, para el enfriamiento del interior.

para pegar las piezas se usó un proporción pequeña de silicon entre los tabiques plásticos como estructura de unión

Es resistente a terremotos y huracanes y fue construido como un Lego gigante de 130 metros de longitud, mismo que puede ser armado y desarmado para otras localidades.

Deja un comentario

Facebook
YouTube
Instagram