Es un nuevo espacio gastronómico situado en el Casino de Barcelona. Un espacio original, divertido y diáfano donde los límites se pierden mediante la combinación de texturas, colores y un estudiado juego de iluminación.

Un exclusivo espacio de 252m2 y con una capacidad para 60 personas, el diseño del restaurante se ha desarrollado a partir de una combinación de materiales orgánicos como el hierro, hierro oxidado, cuerdas, maderas , resinas y una cuidada iluminación.

Un espacio abierto y diáfano en el que los límites se perdieran, a fin de eliminar la sensación de caja cerrada que se puede llegar a tener en un Casino de no tratar muy cuidadosamente la iluminación artificial.

Una combinación de texturas, colores y juegos de iluminación lo convierte en un espacio dinámico y cambiante partir de los materiales,  una calculada iluminación rgb (neutra en horas de cena y de intensas paletas de color en las horas de cóctel) así como de  proyecciones a modo de ventana para prolongar el espacio más allá de sus paredes.

La decoración destaca por el uso de 8.000 metros de cuerdas suspendidas del techo, trabajado diseño de iluminación y lámparas de doble foco en hierro especialmente diseñadas para el espacio así como las mesas en madera de castaño con efecto luminiscente en las partes tratadas con resinas, de suave tacto, diseñadas también por Alex March.

Un espacio muy escenográfico y teatral que aprovecha al máximo la simultaneidad de música, imagen e iluminación para atraer a clientes que buscan una experiencia diferente que agrupa los cinco sentidos.

Clic por mas info https://alexmarchstudio.com/proyecto/oda-restaurant-cocktails/

Deja un comentario

Facebook
YouTube
Instagram