1. Entendiendo los conflictos

Un conflicto se presenta cuando dos o más partes tienen intereses, deseos, ideas, conductas o percepciones diferentes que entran en colisión en algún momento.  Un conflicto no necesariamente es algo negativo. El adecuado manejo de los conflictos te va a dar mayores oportunidades en tu vida profesional.

2. Porque se producen los conflictos

Las personas no tienen diferencias con el hecho en sí, sino con la interpretación de los mismos.  En este capítulo se analizan los motivos por los que las personas pueden ver las cosas de manera diferente.

3. Las mejores y peores orientaciones para afrontar un conflicto

La mejor manera de gestionar un conflicto, es estar orientado hacia la solución, enfocarte en los hechos, pensar en términos del futuro, y orientar tus argumentos hacia una posición ganar-ganar.

4. Cómo afrontar la gestión de un problema

El primer paso es que todos los involucrados tengan interés en solucionarlo, un conflicto es sólo una parte de la relación entre las personas, no es la totalidad.

Una relación se compone por muchas facetas y el conflicto es solo un punto entre ellas.

5. Cómo afrontar los obstáculos

Trata de ser tú el que comience a dar las propuestas de solución, y deja que la otra parte las enmiende o vaya modificando.  Lógicamente tu posición debe ser flexible y dar entrada a las propuestas de tu contraparte, con eso demuestras tu tolerancia y tu interés en la otra persona.

6. Gestión de las emociones

 No hay emociones buenas o malas, sino agradables o desagradables.  Todas ellas son de utilidad para el tema que nos convenga

En general las emociones son un reflejo de los pensamientos y las conductas.

7. La asertividad

Es la primera habilidad que debemos manejar para gestionar los conflictos de manera adecuada.  La habilidad que tenemos para expresar nuestros sentimientos, nuestras opiniones y nuestros deseos de manera clara, directa y honesta.

8. Control del tiempo verbal

Desafortunadamente, a veces las conversaciones no están bien encauzadas, y no permiten que llegamos a soluciones,

En vez de dirigirse hacia el objetivo que nos hemos fijado, acabamos discutiendo.

9. La escucha activa

Escuchar con atención, es un tema mucho más complejo de lo que pudiera parecer. Es muy importante para entender lo que dice o lo que quiere la otra parte y para hacer sentir que en nos importa lo que está diciendo.

10. manejo de las conversaciones

Una de las principales habilidades a desarrollar es el manejo de las conversaciones,para encauzar tus objetivos.Generar el mejor clima en una reunión, controlar la marcha de la conversación y qué podemos hacer, si la otra parte busca la confrontación

Solución de problemas en arquitectura

| ArqAdemia, Cursos |
About The Author
-