Las ventajas de trabajo en un nicho de arquitectura

La práctica de la arquitectura nos pone en contacto con
 muchas personas de diferentes maneras de pensar y
condiciones, todas ellas con actividades y necesidades diversas.

La idea es localizarlas y agruparlas de tal manera que
podamos ofrecer soluciones arquitectónicas específicas a ese grupo de mercado

¿Qué es un nicho de mercado?

Se llama “nicho de mercado específico” a un grupo de personas o empresas que tienen características e intereses comunes.

Cuando las necesidades de este mercado no están cubiertas adecuadamente, se presenta una buena oportunidad de negocio, en especial para arquitectos y arquitectas con la visión de convertirlos en un mercado meta.


¿Cuáles son los beneficios de trabajar con un nicho específico

Los beneficios de enfocarte y especializarte para dar servicio a un nicho específico son muchos y muy efectivos.  Al segmentar tu mercado en base a sus características y necesidades, puedes convertir a esas personas agrupadas en clientes para uno o más proyectos.

Veamos algunas de las ventajas más importantes.

8 razones para trabajar en un nicho de arquitectura


1- Te separa de los competidores que tienen gran poder e imagen

Javier Sordo Madaleno se ha convertido en el líder para el nicho de interesados en desarrollar centros comerciales.  En su haber hay proyectos muy exitosos en México y América Latina.

Si quieres entrar en ese nicho seguramente tendrás problemas ante un competidor tan poderoso.

Sin embargo, puedes acotar o segmentar ese grupo de personas interesadas en arquitectura comercial y dirigirte hacia el pequeño comercio.  Esto te permite disminuir el nivel de tus competidores y abrirte camino más fácilmente


2- Encuentras áreas de oportunidad

En una plática con el famoso arquitecto e iluminador Gustavo Avilés, nos contaba cómo se inició en la práctica de la iluminación arquitectónica de manera casual.

En una ocasión, le pidieron que en su función de arquitecto, ayudara a un cliente para iluminar unos cuadros en especial.  En aquella época no había esa especialización y no encontraba ninguna persona con experiencia y conocimientos profesionales en esa materia .

Descubrió que era un nicho interesante; muchas personas tenían el mismo interés de resaltar obras artísticas y espacios arquitectónicos con efectos luminosos, y no encontraban quien los ayudara en ello, por lo que se inició en estudios especializados en la iluminación arquitectónica

Posteriormente, dirigió sus esfuerzos de promoción hacia las personas interesadas en este servicio y, dado que el mercado ofrecía mucho interés y muy poca competencia, rápidamente se convirtió en el líder de la iluminación arquitectónica,


3- Permite aumentar los precios de tus honorarios

Sabemos que el éxito comercial se basa en el balance entre la oferta y la demanda

Cuándo un grupo de personas requiere una solución espacial específica, y la cantidad de arquitectos que pueden ofrecerla es muy baja, esto les permite ofrecer el servicio a un precio mayor, lo cual se traduce en una mejor ganancia.


4- Mayor retorno de inversión en publicidad y activos

La publicidad debe tener un fin claro y específico:  atrapar el interés de las personas para atraerlas y convertirlas en clientes.

De igual manera, la inversión en tus activos son recursos que deben comprobar su utilidad y rentabilidad.

De nada sirve tener más equipamiento o personal del que necesitas

Como arquitecto, cuando trabajas para un nicho reducido del mercado, puedes optimizar tu operación, reducir tus inversiones en recursos materiales y personal y con ello obtener una mayor utilidad por tu inversión.


5- Permite enfocar tus trabajos y actividades

Imagina esta situación:

En tu despacho estás trabajando en el diseño arquitectónico de una clínica y llega la posibilidad de hacer un pequeño negocio de panadería, lo consideras un reto interesante y te abocas a ello.

En esa época tienes la suerte de contactarte con un cliente que tiene el interés por un proyecto de arquitectura de paisaje en el exterior de su institución y también tomas el trabajo.

Esto que podría ser una práctica común en nuestra profesión como arquitectos, al final del camino no resulta ser la más indicada, dado que disgrega tu operación e incluso debes buscar especialistas que te ayuden y asesoren.

El trabajar orientado a las necesidades e intereses de un nicho específico, te permite enfocar tu tiempo y actividades en un fin específico, esto te hace más efectivo y tu operación se vuelve mucho más rentable.

Piénsalo!, no solamente logras ser el arquitecto líder para ese grupo de personas, sino que también puedes ser el especialista que será llamado por otros despachos de arquitectos que necesitan de tus conocimientos.


6- Creas una conexión más fuerte con tu cliente

Para una arquitecta o arquitecto, el mejor de los escenarios es el lograr cautivar a nuestros clientes para que sean recurrentes y los mejores conectores hacia otras personas y proyectos.

Cuando entiendes a las personas a las cuales vas a ofrecer tus servicios, es más fácil lograr establecer una relación más profunda.

Al segmentar el mercado, es mucho más fácil conocer a las personas que tienen problemas y necesidades comunes.  Con ello puedes conectar con ellas de manera más rápida que con un grupo más heterogéneo.


7- Mejoras tus proyectos y tus conocimientos

Procura tener claridad en el segmento de mercado en el que deseas operar y ser lo más específico posible.

Puedes ser un arquitecto o arquitecta que ha seleccionado el nicho de jóvenes parejas, sin embargo, si asciendes a un micro nicho de jóvenes parejas con hijos pequeños, podrás ser más puntual en tus diseños hacia ese grupo de personas con intereses y requisitos similares.

Creas un círculo virtuoso donde cada obra arquitectónica suma y da más valor a tus conocimientos.

Con cada proyecto te vuelves mas efectivo, trabajas mas rapido, mas sistematico.


8- Te convierte en el líder del mercado

Kengo Kuma vivía en un pequeño y humilde pueblo de Japón, su vivienda requería de muchos arreglos y dado que el uso de materiales pétreos era inaccesible, decidió trabajar la madera y en especial el bambú.

Sus vecinos tenían la misma necesidad y los mismos problemas, por lo que amplió su labor hacia ellos.  Su fama fue creciendo y dando la oportunidad de abarcar a un mayor número de personas, pero todas ellas con el mismo interés en el manejo del bambú.

Ése era su nicho específico de trabajo y nunca dejó de serlo.

Hoy en día Kengo Kuma, es reconocido como el arquitecto más importante en el mundo por su atrevido y exquisito empleo del bambú en arquitectura.

Detectar las necesidades de un grupo de individuos, agruparlos en un segmento y ofrecerles una solución arquitectónica eficaz y eficiente, te puede convertir muy rápidamente y con bastante facilidad en el líder de mercado indiscutible para ese perfil de personas.

Has pensado en un nicho de mercado al cual quieres atacar como arquitecto?

Compartenos tus ideas, déjame aquí tus preguntas y sugerencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Welcome to Emaurri, a beginning of something truly wonderful! Create your beautiful new architecture or interior design site the easy way.

[emaurri_core_instagram_list photos_number=”6″ columns_number=”3″ space=”tiny” image_resolution=”thumb” behavior=”columns”]