La compañía Ten Fold Engineering, del Reino Unido, ha desarrollado una estructura modular y autodesplegable que puede transformarse de un bloque del tamaño de un camión a un edificio totalmente funcional de 64 m2 en menos de diez minutos con la ayuda de una batería. Cada unidad se expande tres veces su tamaño (cuando está plegada para transportarse).

La construcción no requiere cimientos, constructores o grúas cuenta con brazos articulados que pliegan y despliegan la casa en cualquier lugar, incluso en zonas con topografía irregular. Se pueden tener varias habitaciones y pisos, montando los módulos unos sobre otros, para hacer un edificio tipo Lego. También se pueden elegir entre varios diseños e interconectar o apilar en varias combinaciones para ampliar la funcionalidad.

La compañía ofrece varios tipos de ‘construcciones’ modulares, versátiles, autodesplegables y reubicables, a través de estructuras expandibles construidas mediante barras que resisten grandes fuerzas, pero que abren y cierran con facilidad en un sistema de contrapesos. La compañía también hace puentes plegables con el mismo sistema.

Pueden contar con paneles solares y servicios de almacenamiento de energía, además de sistemas de tratamiento de agua y aire acondicionado.

Ten Fold Engineering ha explicado que este es un concepto que se ha llevado cabo con el objetivo de que, quién lo aproveche, lo use para tener una vivienda de emergencia o para poder crear una oficina en cualquier sitio. Este tipo de estructuras también podrían tener otros usos, relacionadas con el mundo del ocio y del entretenimiento, ya que promueven la velocidad y la simplicidad, la flexibilidad, la sostenibilidad y los diseños futuristas.

 

“El concepto es simple: plegar las partes sólidas de un edificio para moverlo fácilmente, luego abrirlo de nuevo donde quiera que sea”, afirmaron en el último anuncio de Ten Fold.