“La arquitectura es una máquina para amar, gozar y embellecer, no lo es para vivir, como algunos la han malinterpretado”-J. L. Ezquerra

El sábado 9 de Julio, falleció a los 82 años de edad, el reconocido arquitecto Jose Luis Ezquerra, arquitecto famoso por concebir y desarrollar la “Arquitectura Lejanista”; una expresión surrealista de sensaciones, una forma de arquitectura original, planeación y diseño interior que deslumbra el pasado y presenta una expresión de sentimientos de culturas distantes tanto occidentales como orientales.

Con un sentido del lugar, abriendo siempre su mente y corazón a la historia y a la cultura del lugar y nostalgia por el arte perdido, Ezquerra diseñó entre sus numerosos proyectos el Hotel Las Hadas de Manzanillo, El Club Maeva, El Club Ixtapa, El puerto turístico de Manzanillo Colima, El Malecón Miramar de Manzanillo, entre muchos otros. Colaborando con arquitectos como Juan Sordo Madaleno y varias publicaciones explicando su filosofía.

Ezquerra

 

 

 

“Lo importante en la vida es la libertad, el hecho de que gusten o no gusten los conceptos de su filosofía, son simplemente una aportación, lo que no parece congruente es la “copia de la copia”. La arquitectura aparte de su profundísima ciencia, se convierte eventualmente en poesía y encanto. La arquitectura es una expresión sublime del amor.”

Para comunicar una intención una emoción una pasión surge, el perfil del cielo, las anarquías de los edificios deben contener una armonía casi sublime con un creador. Las torres y su verticalidad, las proporciones, las escaleras y su transición, el pasaje, las puertas, los vanos, el color, los muros… Ezquerra nos dejó el sustento de una arquitectura sumamente espiritual, acercarnos un poco más a su teoría da sustento al porqué de la arquitectura en su esencia.

.

 

“En mis obras yo siempre he tratado de que exista la poesía… para que se vuelva más humano” -J. L. Ezquerra