El 3 de agosto pasado se cumplieron 184 años del fallecimiento del arquitecto, escultor, pintor y grabador celayense Francisco Eduardo Tresguerras considerado uno de los representantes de la arquitectura neoclásica más importantes de México. Por tal motivo te presentaremos a continuación algunas de sus obras más representativas.

Fuente de Neptuno

Ubicada en la ciudad de Querétaro, consta de un arco bajo el cual se encuentra una escultura del dios Neptuno sobre una base simulando olas del mar, con la mano derecha sostiene un tridente y con la izquierda la cola de uno de los dos peces que lo acompañan. Fue labrada originalmente en cantera para ser sustituida posteriormente por una copia en bronce.

 

OLYMPUS

 

Teatro Alarcón

Este se localiza en la ciudad de San Luis Potosí, en él se encuentra reflejado el interés de una generación de artistas que buscaban romper con el estilo barroco presente en la época novohispana para dar lugar al estilo neoclásico. A pesar de no contar con un vestíbulo, es considerado como uno de los espacios más importantes para las artes escénicas en México a principios del siglo XIX.

 

Teatro-alarcón

 

Puente Tresguerras

Construido como parte de la “Ruta de la Plata”, se inauguró en 1809. Flanqueado por obeliscos en sus extremos, éste se erige sobre el arroyo del rio Laja y fue durante muchos años el acceso a Celaya por el lado oriente. Posterior al cese de su funcionamiento, estuvo abandonado por muchos años hasta que recientemente se restauró con apoyo de la inversión privada y el gobierno local.

 

Puente 3 guerras

 

Templo del Carmen

Es considerada la obra más importante de Tresguerras. Desde el exterior destaca su cúpula en forma oval cubierta por azulejos. Posee ocho ventanales divididos por dos columnas, mismas que le brindan iluminación al interior. Cuenta con una torre campanario que se levanta sobre un pórtico de estilo románico y se eleva a una altura igual a la de su cúpula.

En su interior se pueden apreciar sus altares independientes, así como como los monumentos fúnebres a ambos lados del presbiterio y algunas obras pictóricas del mismo arquitecto.

 

Templo del Carmen