Arquitectura inclusiva: ¿Qué es y por qué se usa?

La arquitectura está en constante cambio, y
uno de los caminos a los que se está acercando cada vez más es el de la
inclusividad. Cerca del 15% de la población tiene algún tipo de discapacidad,
por lo que crear soluciones para que cualquier persona sea capaz de acceder a
los edificios es más que una tendencia: se ha convertido una necesidad.

La arquitectura accesible contempla y asume
la discriminación que muchas personas con discapacidad sufren en su día a día.
Trata de diseñar espacios que puedan ser usados por cualquier persona sin poner
en riesgo su seguridad ni suponer un esfuerzo que podría ser evitado.

Para el arquitecto, la inclusividad es una
responsabilidad

Uno de los objetivos de los arquitectos es
encargarse de hacer un mundo mejor a través de sus obras. Ya sean a pequeña o
gran escala, entre sus prioridades debería estar la de procurar la calidad de
vida de las personas que van a residir o pasar por ahí. La legislación se
encarga de ello a través de normativas, pero no por ello cumplen con lo
necesario para que todos puedan vivir sin problemas.

Para desarrollar una arquitectura que no
excluya a nadie, se han de tener en cuenta muchos factores, no solo el diseño.
Hay algunos menos evidentes, como el uso de ciertos materiales o sistemas que,
para algunas personas, pueden significar un gran cambio. En este caso, la
tecnología es una de las grandes aliadas para condicionar los espacios de forma
que se adapten a las necesidades de todos.

La arquitectura inclusiva es el futuro

Cuando un profesional de la arquitectura se encuentra
con el desafío de eliminar la idea preconcebida que se tiene de la
arquitectura, está ampliando sus capacidades y dando pasos innovadores para
servir mejor a los usuarios. Ejemplos de ello serían las construcciones con
suelos sin irregularidades (o no abrasivos o resbaladizos), o incluso el uso de
ciertos materiales y colores, en el caso de la discapacidad visual.

En otros sectores como el de la fabricación,
la inclusividad también está ganando cada vez más relevancia. Un ejemplo de
ello lo encontramos en la multinacional sueca Ikea, que en 2019 desarrolló la
colección ThisAbles, diseñada con la principal intención de mejorar la vida de
personas con minusvalía. Ésta cuenta con objetos impresos en 3D que facilitan
el manejo de muebles a través de pequeños complementos.

La arquitectura inclusiva supone un gran reto para los profesionales del sector, pero se trata de un reto necesario para nuestra sociedad. Con la introducción de este pensamiento en los nuevos diseños, se puede crear un puente hacia la igualdad, para que nadie se quede fuera, y hacia la innovación.

¿Qué nos depara el futuro a los arquitectos?

La tecnología es un medio que nos permite plantear un mundo diferente. ¿Pero cómo la tecnología va a afectar la arquitectura?

Antes de que podamos contemplar la práctica del arquitecto futuro, debemos agudizar las herramientas que tenemos a mano.

En las últimas dos décadas la industria de la construcción ha estado sujeta a cambios dramáticos, allanando el camino para un futuro en el cual los conceptos espaciales tradicionales son más válidos:

  • Ahora, el compost se usa para materiales de construcción.
  • El crowdfunding y el diseño colaborativo se han convertido en enfoques cada vez más populares para proyectos arquitectónicos.
  • Hay un enfoque en la importancia de la infraestructura verde y la eficiencia energética.
  • La línea entre el espacio público y el privado se vuelve cada vez más borrosa.

La tecnología se ha acelerado a un ritmo increíble y la arquitectura también. Y esto provoca inevitablemente que el arquitecto futuro no vaya a trabajar igual que lo hacemos ahora.

Lo que tenemos que tener bien claro es que ha llegado:

LA ERA COLABORATIVA.

Lo que tenemos que tener bien claro es que ha llegado:

La arquitectura tal como la conocemos es probable que desaparezca y, en el futuro, el papel de los arquitectos puede ser muy diferente de como lo entendemos hoy.

Los expertos dicen que la colaboración con los líderes del sistema ya no es un lujo, sino una necesidad para satisfacer necesidades estructurales complejas.

Alguno ejemplos:

1- Arquitectura virtual ( también conocida como VR y arquitectura inmersiva)

La realidad virtual ha experimentado un rápido desarrollo en los últimos años y esto es más evidente en la industria de la arquitectura, la ingeniería y la construcción.

Pronto desarrollaremos nuestros proyectos usando realidad virtual, permitiendo al cliente o usuario final sumergirse por completo en un modelo 3D a escala 1: 1.

El siguiente paso es que el propio diseño pueda ser manipulado y modificado en tiempo real e incluso vivir y experimentar un espacio no construido.

“VR es un gran salto adelante para los proyectos en la etapa conceptual. Los clientes pueden ver los diseños propuestos como están destinados. Es poderoso “

2- Big Data y ciudades inteligentes

Big Data se ha implantado en la sociedad, convirtiéndose en un factor muy importante para tomar decisiones que mejoren la calidad de vida de sus ciudadanos, hacer un uso más eficiente de nuestros recursos, reducir nuestro consumo de energía y construir nuestras ciudades para maximizar la eficiencia.

Las ciudades crecen y los habitantes ofrecen toneladas de información para ordenar y analizar.

Estos datos se utilizan para entender cuándo, cómo y por qué se forman las multitudes, y para predecir sus movimientos y acciones.

Hablamos de un proceso de retroalimentación que nunca se detiene, que tiene por objetivo diseñar y cambiar la forma de entender el entorno urbano.

Las ciudades inteligentes son un factor clave en el consumo de materiales y recursos.

Ya hay millones de sensores instalados en las metrópolis.

En el futuro cercano, estos sensores se multiplicarán hasta que puedan controlar todo, desde farolas y basureros, hasta condiciones de la carretera y consumo de energía.

 

3- BIM

Lo sé, BIM ya es una idea algo antigua, pero te aseguro que aún no terminado de implantarse en la comunidad arquitectónica.

El BIM (Building Information Model) se basa en varios principios que se pueden implementar con relativa independencia.

Todos estos aspectos son prometedores, aunque en la práctica, las más que conocidas y necesarias modificaciones en un proyecto y las relaciones entre los miembros de la construcción pueden generar tensiones y resistencias.

Los arquitectos aún no estamos bien capacitados en BIM y, a menudo, no contamos con los recursos para aprenderlo.

Pero BIM crece cada vez más rápido, y será la herramienta principal para diseñar arquitectura en los próximos años.

4-Arquitectura paramétrica

El diseño paramétrico es un sistema de diseño generativo, donde se determinan ciertos parámetros para crear por ordenador diferentes tipos de formas y estructuras que de otro modo no hubieran sido posibles.

Permite realizar cálculos y diseños que alguna vez fueron imposibles al usar el software de modelado 3D tradicional. Pero, además, cambia la relación que tenemos con el edificio terminado.

En realidad, no construimos un edificiosino una forma que está controlada por una serie de parámetros o restricciones.

El ordenador  y la imaginación humana juegan juntas para diseñar arquitectura.

El límite de la arquitectura paramétrica podría ser la construcción misma: ¡puede no ser tan flexible como lo que el software puede producir!

 

Facebook
YouTube
Instagram